sábado, 28 de febrero de 2009

¿Por qué tumbaron el "Potomac"?

Hubo una época que San Bernardino era un oasis de paz, una urbanización en que las clínicas y los hoteles se construyeron para aprovechar lo apacible y saludable de nuestro clima. Tan cerca del centro pero tan lejos de su ruidosa existencia. Así fue como se construyeron el Hotel Ávila, pero también el Astor y el Potomac. En especial, este último se inauguró en la primera década de existencia de San Bernardino: los cuarenta, como puede verse en la tarjeta de invitación que colocamos como primera y segunda imagen. La construcción fue iniciativa del empresario Heraclio Atencio Bozo, y poseía pinturas de Graziano Gasparini tanto en el hall como en el salón "Joropo". Su estilo era Art Deco, y los pisos eran de mármol de Carrara. El chef había sido traído de Francia, lo cual le dio gran prestigio. No sabemos quién lo diseñó, aunque esperamos que esta y muchas preguntas puedan ser respondidas por nuestros visitantes. Anhelamos escuchar los testimonios, y en especial fotos del interior del hotel.

En los cincuenta el Potomac fue el lugar preferido por todos los petroleros de las transnacionales que aprovechaban la cercanía de la sede de la Shell en la misma avenida Vollmer. En estos años su dueño fue crítico con la dictadura de Pérez Jiménez por lo que tuvo que salir del país, dejando el hotel bajo la administración de Albino Leal. En la democracia estuvo de nuevo en manos de Atencio Bozo hasta que fue vendido en los setenta. He escuchado de una activa vida nocturna durante los sesenta, pero lo que nunca se olvida fue el secuestro del futbolista Alfredo Di Stefano (Real Madrid) a las puertas de su habitación en el Potomac, acción que fue llevada a cabo por un grupo de guerrilleros de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional el 24 de agosto de 1963, con la intención de lograr que lucha fuera conocida internacionalmente. Al poco tiempo la guerrilla puso una bomba en su terreza sin generar heridos. Se cuenta, también, que en el mismo vivió Gabriel García Márquez; y fue allí donde escribió "Cuando era feliz e indocumentado".

La historia del Potomac en los setenta es contada por Omar Lares, aunque lamentablemente no tiene los años exactos de los hechos:

Siendo un niño de 10 años, Franco Luciano acompañaba a su papá a ver la lucha libre por televisión, en el Bar "Pacífico", entonces el más famoso de San Bernardino. "Papá, algún día será nuestro", le dijo el travieso chiquillo a su progenitor, lo cual no dejó de causarle risa a éste. Franco se refería al Hotel "Potomac". ¿Les hago el cuento corto? Ya siendo un próspero empresario, con un establo de 20 caballos en La Rinconada, Franco Luciano compró el "Potomac", por 13 millones de bolívares. El gobierno de Carlos Andrés Pérez intentó adquirirlo, pero se requería entonces la aprobación del Congreso, cosa que no ocurre ahora porque todo lo decide únicamente el huésped de Miraflores, no contando el criterio de la Asamblea. El Congreso le dio largas al asunto, y, al enterarse de ello, una señora se le presentó a Franco Luciano con una oferta. Bobby Pocaterra, titular de Hacienda, se quedó con la carta de intención en las manos. "Lo siento, Bobby, pero yo no he visto a Linda", díjole amigablemente al Ministro. Bobby actuó correctamente, devolviéndole la opción de compra al propietario. Trece años después de adquirirlo, Franco Luciano vendió el Hotel "Potomac" por 360 millones de bolívares a La Electricidad de Caracas. La oferta del gobierno de CAP era de 180 millones, pero Franco Luciano no aguantó aduciendo "No he visto a Linda, Bobby".


Al final, sólo puedo decir conocí los últimos años del hotel, por allá a a principios de los noventa, cuando era un edificio abandonado que se iba dereriorando rápidamente. Algunas personas, en especial periodistas, pidieron que se declarara Patromonio urbano pero pasó el tiempo y pude ver como lo fueron derribando de arriba abajo dejando un terreno vacio, que en los noventa fue ocupado por un "Wendys", y en los últimos años por un Excelsior Gama. Triste final para un edificio que formaba la identidad de San Bernardino.


Referencias:

OMAR LARES. "Omar Lares" en El Universal (06 de abril de 2008).

Viejas Fotos Actuales. http://1viejasfotosactuales.multiply.com/journal/item/604

Imágenes: colección personal de Juan Mateu. 1° imagen: invitación a la inauguración, 2° y 3ª imagen: entrada el día del secuestro de Di Stefano, son de VFA, 4° imagen: el Potomac en sus mejores momentos: década de los cincuenta.

viernes, 27 de febrero de 2009

Damos la bienvenida a una nueva página sobre San Bernardino


Se llama "San Bernardino en boga", pueden verla acá. No sabemos a quien pertenece, pero posee bastante información sobre las clínicas y las instituciones establecidas en nuestra parroquia. También cuenta con espacios para foros, noticias, eventos y entrevistas. Los felicitamos, y agradecemos que nos recomienden.

Ùltimamente somos sólo noticia en Sucesos, ¡Qué lamentable!


Piden 5 millones de euros


Secuestraron en Caracas a vicepresidente de entidad bancaria


Felícita Blanco Caracas, febrero 26 (REDACTA).- Germán Antonio García Velutini, vicepresidente del Banco Venezolano de Crédito, fue secuestrado en una operación estilo comando, y sus captores exigen 5 millones de euros por su liberación. El miércoles a las 3:00 de la tarde, García Velutini, de aproximadamente 47 años de edad, viajaba en su vehículo marca Audi, color azul marino, por la calle real de Sarría, rumbo a la Cota Mil (avenida Boyacá), y a la altura de la urbanización San Bernardino, unos hombres armados le obstaculizaron el paso con otros vehículos. Los delincuentes trancaron la calle para cometer el secuestro, con el mismo modus operandi de los asaltantes de blindados. Actuaron directamente cuatro hombres vestidos con fluxes de color oscuro, con los rostros cubiertos con gorros pasamontañas y portando armas automáticas, largas y cortas. Se estima que participaron al menos ocho hombres. Las autoridades cuentan con testigos que observaron el cierre de la calle, mas no presenciaron el secuestro en su justo momento. Los familiares del empresario se mantienen muy herméticos, tanto con las autoridades policiales como con particulares. Los investigadores localizaron abandonado un vehículo Mercedes Benz que utilizaron los secuestradores. El carro no figura en el sistema policial por denuncia de robo o hurto, sin embargo, sospechan que le fue arrebatado a su dueño pues tiene la suichera violentada. Los técnicos someten el vehículo a experticias, en busca de evidencias que conduzcan a la identidad y ubicación de los responsables. Del secuestro del empresario se enteraron inmediatamente los trabajadores del banco y sus familiares, pues para el momento en que lo interceptaron estaba hablando por su celular con un ejecutivo de la entidad, quien percibió todo lo que estaba ocurriendo.

lunes, 23 de febrero de 2009

Una de las reinas de carnava es de San Bernardino

Caracas tiene dos reinas de Carnaval

Referencia: El Nacional

Daniela Batista y Lisbania Carmona sólo tienen en común que se coronaron la misma noche como reinas del Carnaval de Caracas. Nada más.

En el Parque Miranda, Norkys Batista y Wilmer Ramírez cumplieron con la labor de anunciar el nombre de la reina del Carnaval Metropolitano, luego de casi cuatro horas de espera, entre bailes y cantos.El festejo, algo parecido a una producción del Miss Venezuela, tuvo el combo completo: el opening musical, con la participación de las 26 representantes de las parroquias y municipios de la ciudad, los desfiles en los dos trajes (casual y de gala), las preguntas a las 10 finalistas y la coronación en medio de globos y papelillos.La ceremonia -que procuró recordar los viejos carnavales caraqueños, con interpretaciones de boleros y merengues a cargo de Kiara, Violeta Alemán y otros- terminó cuando Daniela Batista, representante de la parroquia Caricuao, se alzó con la corona, para dejar atrás a Kimberli Benítez, de Altagracia.La batalla final se dio en Libertador, justamente, el único municipio que no se sumó a la convocatoria.Pero ese mismo sábado, la Alcaldía de Libertador coronó a su soberana en el Poliedro de Caracas, mientras en varios sitios de la ciudad paseaban niños y ancianos con sus disfraces.Lejos de la fastuosidad y elegancia de la otra ceremonia, también rememoraron los carnavales de antaño.Las 22 participantes fueron evaluadas por un desfile único en traje de fantasía, que debía evocar las tradiciones venezolanas. Pero el factor decisivo era responder una pregunta de carácter social, pues todas las jóvenes fueron seleccionadas por la labor comunitaria que hacen en sus localidades.Lisbania Car mona, de la parroquia San Bernardino e integrante del Comité de Contraloría Socia l del Consejo Comunal Heroínas de Gamboa, se coronó como la nueva monarca del municipio. La última vez que la capital tuvo una reina única fue durante las fiestas de 2005, durante la gestión del ex alcalde metropolitano Juan Barreto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...